Despertar la curiosidad e interés de los niños hacia el arte a través del juego

María Minaya Moreno es alumna del Grado en Educación Infantil en el CES Don Bosco. En su trabajo de Fin de Grado realiza una retrospectiva de la figura del pintor francés Yves Klein, y propone acercar su pintura al aula de infantil.  ¿Es posible?

Como docente, el acercamiento teórico de la figura del pintor, me ha permitido conocer su vida, contexto histórico, su colección de pinturas monocromáticas, así como todas aquellas técnicas que utiliza. Una vez estudiado, me ha permitido desmenuzarlo y adaptar algunas de sus técnicas con mis alumnos.

grado infantil 1

Todas las actividades que realicé siguieron unos criterios pedagógicos: carácter lúdico, flexibilidad en los tiempos, previsión de los materiales necesarios y utilización adecuada de los mismos. Lo puse en marcha en las semanas del 7 al 22 de Marzo de 2016.

Como actividad de iniciación, expliqué a los niños la figura de Yves Klein, con una información muy lúdica, que despertó en ellos la curiosidad e interés. A continuación pasé a realizar una serie de actividades plásticas.

grado infantil 2

Una de ellas, fue ponerles un papel continúo en la pared, con rodillos y pintura azul en el que tenían que desarrollar su creatividad a lo largo de éste. Los niños acabaron por dejar el rodillo y pintar con las manos.

grado infantil 3

Otra fue dibujar la silueta de un niño en una cartulina, para después pintarla con pintura de dedos azul y esponjas por dentro.

grado infantil 4

Y creamos un mural de siluetas pintadas por los niños con las manos. Muchas otras actividades vestir a un maniquí, o convertir el agua y la sal en color azul.

grado infantil 5

Todas las actividades tuvieron un proceso de evaluación cuyos resultados demostraban que es posible trabajar competencias del currículo de Educación Infantil a través de actividades diseñadas en base a la obra de un artista. Además, logré enriquecer y diversificar sus posibilidades expresivas mediante la utilización de los recursos y medios a su alcance, así como apreciar diferentes manifestaciones artísticas propias de su edad.

A través de este trabajo he pretendido tanto destacar la importancia del arte como herramienta educativa en Educación Infantil, por su valor en sí mismo y como recurso dentro del aula por su indiscutible carácter lúdico y motivador como plantear una propuesta asequible para otorgar el papel más activo que el arte debería tener dentro de la planificación de las actividades en estos primeros años escolares.

He defendido la necesidad de la enseñanza del arte en edades tempranas, que no debe pretender ni la formación de especialistas en la materia, ni su comportamiento en profundidad, ya que esto sería un objetivo inalcanzable y poco realista. La pretensión es despertar la curiosidad e interés de los niños hacia el arte a través del juego y de las distintas actividades propuestas. Los objetivos básicos deber ser la comprensión, el respeto y la aceptación del arte como un bien cultural de la sociedad.

Se ha puesto de manifiesto la relevancia del arte, disciplina relegada a un segundoplano dentro del currículo, y se ha defendido la necesidad de que cobre más importancia y sea dotada de la entidad que merece, ya que el arte forma parte esencial de nuestra cultura.

Incluir actividades relacionadas con el arte en la escuela va a ayudar a los niños a aumentar su autonomía y confianza en sí mismos, les va a posibilitar vías nuevas y perspectivas más amplias para la resolución de problemas, para desarrollar su imaginación y fomentar la creatividad, facilitar la adquisición de otros aprendizajes, mejorar su desarrollo motor y potenciar sus capacidades de comunicación, es decir, facilitar el desarrollo integral del niño.

También es cierto que no todas las familias en su tiempo de ocio realizan actividades culturales tales como la visita a un museo, por este motivo nos parece importante que la escuela trate de suplir esta carencia, para que de alguna manera todos los niños tengan la oportunidad de conocer este espacio cultural.

Como idea final de este Trabajo de Fin de Grado pienso que los niños en esta etapa son completamente permeables y, por tanto, son capaces de asimilar todo lo que perciben de una manera sorprendente, por consiguiente es nuestro deber como docentes estimularles y motivarles.