Recién graduado en Magisterio nos cuenta su experiencia en el CES Don Bosco

Alejandro Novillo Moraga se graduó en Educación Primaria en el año 2015. Con solo 24 años ya está trabajando como maestro, en el colegio Mª Auxiliadora de Villaamil, en Madrid, en el departamento de Educación Física y Compensatoria.

¿Por qué elegiste el CES Don Bosco como centro de estudios?

Cuando me planteé abordar mis estudios como maestro en Educación Primaria, yo quería apostar por una universidad con los valores y el carisma salesiano, con los cuales, me siento tan identificado. En una convivencia en el CES Don Bosco, aproveché para fijarme y darme cuenta de que lo que me habían dicho del CES, de ese ambiente y trato familiar, era verdad. Sentí, tanto al personal como alumnos que estaban allí cursando sus grados, muy cercanos y dispuestos a ayudarme en cualquier duda o sugerencia que tuviera.

El CES Don Bosco me formó tanto académicamente como personalmente en unos valores que intento inculcar a mis alumnos. Cercanía y cariño en aquellos momentos duros y difíciles y felicidad en las situaciones más alegres.

Promulgar un carisma tan importante como el salesiano, con el que ahora soy yo el responsable y encargado de transmitirlo a mis alumnos para que vaya pasando de generación en generación, en el que la base de la educación es el amor. En el ámbito laboral, me dieron la oportunidad de formarme como maestro y obtener todas las herramientas que necesito para enfrentarme a la tarea de la educación. Destaco la conexión entre centros salesianos con el objetivo de que no se pierda la esencia salesiana en la elección de maestros. No he realizado ningún Master, pero si diferentes y variados cursos que me han ayudado a formarme como maestro y persona.

¿Recomendarías el CES Don Bosco para formarse como Maestro?

A un estudiante nuevo le animaría a ir, sin lugar a duda, al CES Don Bosco para formarse en el Grado de Educación Primaria, pero también le preguntaría por su compromiso y vocación por la educación. En esta universidad va a crecer como persona y como maestro, y estará preparado para enfrentarse al mundo laboral. Yo no me arrepiento de mi decisión y he animado a mucha gente a que siga yendo a esta universidad porque gracias a ella, yo he podido cumplir mi objetivo y mi sueño de ser maestro en Educación Primaria.