Nuevo libro de Carlos Martínez Voces, profesor, amigo y compañero del CES. Y un gran músico!

La sociedad invita, pero no siempre juega limpio. Debo pararme, elegir que el espíritu de la libertad siga vivo. Es una cuestión a la que debo responder vez por vez; sencillamente, porque la solución de ayer puede ser distinta a la de mañana.

Puedo buscar en mi cabeza y descubrir, con sorpresa, que no encuentro nada. ¡Oh! También, por el contrario, puedo encontrar tantas cosas que quede aún más perdido… ¡Vaya! Lo cierto es que no puedo estar siempre dependiendo de otros, por más que, en algunas ocasiones, esta tutela sea imprescindible. Debo buscar en mi interior. Y, es crucial que mi interioridad exista, que la encuentre, que me diga algo.

En este proceso de búsqueda es vital que esté presente, también, cada “tú” que camina conmigo. Adolescentes, jóvenes y adultos, hemos hecho juntos este itinerario durante más de una década. Nos ha acompañado la música. Aquí la tienes con palabras y melodías creadas para cada tramo, originales. Nos ha acompañado el cuerpo en movimiento. Aquí tienes algunas pautas que nos han servido para expresarnos mejor. Nos ha acompañado el silencio. Aquí tienes palabras que lo motivan e, incluso, lo exigen. También nos ha acompañado la espontaneidad de gestos y comunicaciones al oído. Aquí tienes la guía de su ternura. En fin, nos han acompañado historias, muchas historias. Aquí tienes algunas que gozosamente encadenan la atención y ayudan a zambullirse en este mar intrépido.

Y, si detrás de toda esta peripecia, también “anda” Dios,… bienvenido sea, porque no estará distante. Si “anda” mi interioridad desperezándose,… genial, porque abrir las ventanas a la luz siempre oxigena. Y, si andas tú conmigo,… mejor que mejor, ensancharemos nuestros horizontes juntos. Saludaremos y tocaremos la vida de los que poco tienen, con unas gotas de sal y agua viva. Tal vez nos equivoquemos, tal vez acertemos; pero, no erraremos: hablarán nuestras manos y un corazón inteligente.