Noticias sobre Estudios Universitarios sobre Educación

Fiesta de la Inmaculada: el Sí de María, esperanza para el mundo

El 8 de diciembre es un día especial en la historia salesiana, repitió varias veces el propio Don Bosco, refiriéndose a la congregación y familia salesianas: “Esta Sociedad comenzó siendo una simple catequesis”. Se refería al día de la Inmaculada de 1841, el año de su ordenación sacerdotal. Y como entonces se encontró con un joven en la iglesia turinesa de san Francisco de Asís. En pocas semanas la sacristía y un pequeño patio interior serían la sede de lo que con el tiempo sería el inconfundible “oratorio salesiano”.

En una fecha tan mariana como un 8 de diciembre el “Ave María” fue una de las oraciones que Don Bosco pudo enseñar a aquel joven, Bartolomé Garelli, que se acercó a la iglesia, quizá buscando refugio ante un invierno que se anticipaba o quizá para seguir el consejo dado por sus padres de que no dejase de ir a misa antes de dirigirse a la gran ciudad.

el Sí de María, esperanza para el mundo

La fiesta de la Inmaculada, para nosotros como para Don Bosco y Madre Mazzarello, tuvo siempre una carga educativa, contenido que alienta nuestra misión educativa. Los jóvenes de nuestras presencias pueden encontrar en María un ejemplo de ayuda en el camino compartido, de búsqueda de los bienes mejores, de esperanza e ilusión frente al pesimismo…

Algunas ideas, recogidas a modo de Decálogo, en que podamos ver reflejado el modo de vivir de María y que nos puedan servir educativamente:

  1. Contemplar la belleza de María y, desde ella, la de toda la creación.
  2. Buscar la identidad cristiana desde la lógica del don y la gratuidad.
  3. Recuperar la visión optimista de la existencia desde la alegría que nace de las obras bien hechas.
  4. Descubrir la llamada al servicio.
  5. Comprometerse con "las certezas/firmezas de la salvación" (fe, esperanza, caridad) ante las "in-firmezas" del existir cotidiano.
  6. Mayor cercanía al ser humano desde la cercanía a Dios.
  7. Vivir en santidad, como María, para realizar nuestra dignidad de seres humanos, imágenes de Dios.
  8. Optar por una "santidad” sencilla, de la puerta de al lado.
  9. Apostar por la novedad.
  10. Recuperar una espiritualidad orante desde el Magníficat.

Buen puente de la Constitución y de la Inmaculada.

Festividad de la Inmaculada Concepción