Escuela Reggio Emilia

El enfoque Reggio Emilia se originó en Italia tras la Segunda Guerra Mundial. Es un movimiento hacia la educación de la niñez temprana progresiva y cooperativa. Esta metodología educativa fue creada por el famoso pedagogo Loris Malaguzzi, el cual sostenía que los niños aprenden por medio de la observación para después desarrollar sus propios proyectos de creación.

Escuela Reggio Emilia para niños de educacion infantil

Es un enfoque innovador e inspirador en la educación y el aprendizaje de la primera infancia (0-6 años), que valora al niño como fuerte, capaz y flexible, lleno de asombro y conocimiento, considera que cada niño trae consigo una profunda curiosidad y potenciales, y esta curiosidad innata conduce su interés para comprender su mundo y su lugar en él.

Es decir, se basa en la creencia de que los niños tienen capacidades, potenciales y curiosidad e interés en construir su aprendizaje; de comprometerse en interacciones sociales y negociar con todo lo que el ambiente les ofrece y por ello esta metodología favorece en los niños el interés y la curiosidad por lo que les rodea, propiciando situaciones reales de aprendizaje para que los niños experimenten, y las familias y maestros puedan distinguir los distintos roles que se desempeñan y que relaciones establecen entre ellos.

El principal objetivo de la Metodología Reggio Emilia es crear una escuela activa, donde predomine la investigación y la reflexión y que posibilite el bienestar de niños, educadores y familias para así intensificar las relaciones entre ellos.

El ambiente de las aulas en esta metodología es muy importante ya que debemos ofrecer a los niños un ambiente cómodo y acogedor, donde se facilite el trabajo individual y en grupo así como la resolución de conflictos. Existencia de la pareja educativa y de la formación de manera continúa por parte de los maestros.

El maestro tiene un papel fundamental en esta metodología ya que debe escuchar al niño activamente, con interés, dejándole que tome la iniciativa y guiarlo de manera productiva. La relación entre el maestro y el niño debe ser de respeto, reciprocidad, aportando ambos recursos e ideas.

El principal objetivo de la Metodología Reggio Emilia es crear una escuela activa, donde predomine la investigación y la reflexión y que posibilite el bienestar de niños, educadores y familias para así intensificar las relaciones entre ellos.