Noticias sobre Estudios Universitarios sobre Educación

Día 24 de enero, Día Internacional de la Educación

El 3 de diciembre de 2018, la Asamblea General de Naciones Unidas proclamó el 24 de enero Día Internacional de la Educación con el fin de celebrar el papel desempeñado por la educación en favor de la paz y del desarrollo. Sin una educación inclusiva y equitativa de calidad y de oportunidades de aprendizaje durante toda la vida para todos, los países no conseguirán la igualdad de género y erradicar el ciclo de la pobreza que deja de lado a millones de niños, jóvenes y adultos.

La educación es un derecho humano, un bien público y una responsabilidad colectiva. Sin una educación de calidad, inclusiva y equitativa para todos y de oportunidades de aprendizaje a lo largo de toda la vida, los países no lograrán alcanzar la igualdad de género ni romper el ciclo de pobreza que deja rezagados a millones de niños, jóvenes y adultos.

Por un lado, existe un Objetivo de Desarrollo Sostenible específico al respecto. Se trata del ODS 4, que busca una educación inclusiva, equitativa y de calidad. Pero eso no es todo, pues todos los ODS giran en torno a la educación como herramienta para:

  • Reducir las desigualdades.
  • Mejorar la salud.
  • Lograr la igualdad de género y el empoderamiento de todas las niñas y mujeres.
  • Acabar con el matrimonio infantil.
  • Proteger los recursos del planeta… ¡y la lista sigue!
Don Bosco fue un sacerdote educador. No un educador sacerdote, sino un sacerdote que vio que la mejor manera de poder ayudar a los jóvenes de su tiempo era a través de la educación

En la actualidad, 262 millones de niños y jóvenes siguen sin estar escolarizados, 617 millones de niños y adolescentes no pueden leer ni manejan los rudimentos del cálculo; menos del 40 por ciento de las niñas del África Subsahariana completan los estudios de secundaria baja y unos 4 millones de niños y jóvenes refugiados no pueden asistir a la escuela. El derecho a la educación de estas personas se ve afectado y eso es inaceptable.

Nos encaminamos a la fiesta de Don Bosco. Don Bosco fue un educador italiano del siglo XIX, que creo un propio sistema educativo, que hemos recibido como preciosa herencia la Familia Salesiana. Se trata del Sistema Preventivo de Don Bosco, con características afines en otras congregaciones, como la “pedagogía de la presencia” de la pedagogía preventiva de los Maristas (Moral, 1983), o la disciplina preventiva de San Juan Bautista de La Salle en las Escuelas Cristianas (Lauraire, 2006). Don Bosco siempre creyó que la pedagogía está atravesada por el amor, o –como él decía- “que educar es cosa del corazón” (MB XVI, 447; MBe XVI, 373, P. Braido, 1992, 340).

Don Bosco fue un sacerdote educador. No un educador sacerdote, sino un sacerdote que vio que la mejor manera de poder ayudar a los jóvenes de su tiempo era a través de la educación, y por eso puso en pie una compleja red de instituciones conducentes a desarrollar, a promocionar y a ayudar a los adolescentes y jóvenes de su tiempo.

De esta manera, podemos escuchar al propio Don Bosco «Trabajar para lograr una juventud bien educada ya que la razón, la religión, la historia y la experiencia demuestran que la sociedad religiosa y civil será buena o mala, según sea buena o mala la juventud» (Don Bosco).

Día Internacional de la Educación

En el año centenario de la muerte de Don Bosco el papa Juan Pablo II nos animaba a seguir trabajando en esta perspectiva y, sobre todo, a valorar la función educativa: «Quizás nunca como hoy, educar se ha vuelto un imperativo vital y social al mismo tiempo que incluye una toma de posición y una decidida voluntad para formar hombres maduros. Quizás, nunca como hoy, el mundo necesita individuos, familias y comunidades que hagan de la educación, la propia razón de existir y se dediquen a ella como finalidad prioritaria, a la cual entregar sin reserva todas sus energías [...]. Ser educadores comporta una verdadera y propia elección de vida» (Juan Pablo II, 1988).

Recordar a Don Bosco, cuya festividad celebraremos el próximo día 31, en este Día Internacional de la Educación, nos lleva a preguntarnos si el Sistema Preventivo de Don Bosco puede ser todavía válido en la actualidad. En segundo lugar, nos impulsa a valorar la función educativa, precisamente hoy que la educación vive momentos difíciles. Finalmente, nos traslada una invitación a estudiar esta pedagogía en el contexto de las ciencias de la educación en la actualidad y releer dicho sistema como una pedagogía de la alianza, de la confianza y del compromiso.

Feliz día Internacional de la Educación. Feliz preparación de la Fiesta de Don Bosco.