Durante las dos próximas semanas algunos de los pasillos y escaleras del Centro Universitario Don Bosco estarán ocupados por unos dibujos en perspectivas deformadas (anamorfosis) que han sido realizados por el alumnado de Didáctica de la Expresión Plástica y Visual.

Como futuros educadores y educadoras, entendemos que las paredes del aula no deben acotar los espacios educativos y que la presencia del arte debe desbordarlos mezclándose con los alumnos que suben y bajan, que juegan con un dibujo que han descubierto en un pasillo o que se sientan en una silla de un perfil equívoco que sólo desde un correcto punto de vista es comprensible y reconocible.

Anamorfosis

¿Cómo surgió la anamorfosis?

Las anamorfosis surgieron como entretenimiento científico-tecnológico de los estudiosos de la perspectiva durante el Renacimiento y luego se manejaron en el Barroco y, a finales del siglo XIX, con la invención de los diferentes juguetes ópticos que serían el origen del cine.

En la actualidad es el recurso que las marcas publicitadas en diferentes campos deportivos utilizan, desde el tiro adecuado de la cámara, para anunciarse en la pequeña pantalla, porque precisamente el espectador que acude en directo a estos espectáculos no los percibe.

Anamorfosis

¿Qué podemos encontrar en nuestro Centro?

Basta una proyección sobre una superficie y un trazado con cinta aislante para sugerir la presencia de una imagen alargada que os invitamos a ir descubriendo y fotografiando: te invitamos a sentarte o subirte a la silla de la primera planta; a cortarte con unas tijeras; o contar los cuadrados delante del acceso a cafetería; a acompañar a la niña y su mascota perruna junto al salón de actos; a admirar el Belén de la entrada o sentarte junto al astronauta para admirar la luna.

¡A disfrutar!

Anamorfosis