La inteligencia artificial (IA) ha iniciado una nueva etapa contemporánea al emerger como una tecnología disruptiva que promueve cambios en diversos sectores, incluido el ámbito educativo.

Contrariamente a las versiones de IA desarrolladas a mediados del siglo XX, las cuales se limitaban a reaccionar a situaciones explícitamente programadas, la tecnología de IA de hoy día supone una mejora sustancial ya que los algoritmos aprenden de forma continuada.

Opera a través de modelos computacionales avanzados que se perfeccionan mediante un proceso intensivo de entrenamiento con grandes conjuntos de datos. El entrenamiento de estos modelos se realiza a través de un proceso llamado aprendizaje automático (machine learning), donde los patrones se introducen repetidamente a la red, que ajusta sus parámetros internos para minimizar la diferencia entre sus predicciones y los resultados reales

Inteligencia Artificial en el Ámbito Educativo

En el ámbito educativo, nos enfrentamos a un reto contradictorio. La IA se ha convertido en un recurso esencial que presta apoyo en variadas funciones educativas, incluyendo traducción, desarrollo de criterios de evaluación, consolidación de ideas y gestión administrativa.

No obstante, surgen dudas sobre cómo los estudiantes utilizan esta tecnología y los desafíos que implica determinar si su uso contribuye a enriquecer sus conceptos y conocimientos o simplemente a facilitar la entrega de trabajos. Para los investigadores, la IA representa un modelo de innovación que abre un abanico de oportunidades y recursos para fomentar la investigación y la docencia.

La plataforma https://chat.openai.com/gpts se posiciona como un recurso fundamental, brindando una variedad de herramientas de apoyo para la investigación y la educación. Si dentro de esta página nos ubicamos en la sección Research&Analysis tendremos una serie de herramientas que podemos utilizar ayudándonos en nuestra labor investigadora:

  • Consensus: Funciona como un asistente de investigación de IA que permite buscar en una base de datos de 200 millones de trabajos académicos. Ofrece respuestas basadas en ciencia y ayuda a redactar contenido con citas que hay que revisar, no son actuales pero nos pueden ayudar.
  • Scholar GPT: Acceso a más de 200 millones de recursos que incluyen Google Scholar, PubMed, JSTOR, Arxiv.
  • AskYourPDF Research Assistant: Acceso a más de 400 millones de artículos (PubMed, Nature, Arxiv, etc.), análisis de PDFs de manera ilimitada, generación de artículos/ensayos con citas, ChatPDF, análisis y generación de referencias, creación e interacción con una base de conocimientos de archivos.
  • ScholarAI: busca y analizando texto, figuras y tablas de más de 200 millones de trabajos de investigación y libros para generar nuevas hipótesis. Está dirigido a profesionales en busca de avances en ciencia y investigación.
  • SciSpace: Acceso instantáneo a más de 200 millones de artículos, análisis rápido de documentos y redacción de contenido con citas.

Nuevas herramientas de Inteligencia Artificial

Por otra parte, también en el repositorio de OpenAi (https://chat.openai.com/gpts) podemos curiosear nuevas herramientas. Esta vez decidí experimentar con Moodboard, que actúa como un tablero de inspiración, generando diversas ideas visuales basadas en la consulta (prompt) que se le proporciona. Le proporcioné el logotipo y el color corporativo base, pidiéndole que diseñara el hall universitario del Centro Universitario Don Bosco. A continuación, presento un par de las propuestas obtenidas.

Ejemplos de imágenes generadas con IA
Ejemplos de imágenes generadas con IA

Además, experimenté con ElevenLabs Text To Speech, una aplicación capaz de convertir texto en audio en múltiples idiomas. Utilicé el primer párrafo de este artículo como prueba, y la voz femenina “ideal para discursos y Podcast” según OpenAi. El primero de los audios es en español y el segundo en chino.

Conclusiones

Como se puede observar, no son perfectas ninguna de las imágenes ni los audios, aunque el chino soy incapaz de evaluar su idoneidad al desconocer el idioma. En el resto de trabajos, todavía hace falta una inteligencia humana que pueda corregir los errores, por ello el enfoque AI como asistente para recoger ideas o punto de partida, pero nunca como trabajo final.

Desde el grupo de innovación os invitamos a que exploréis el universo de herramientas centradas en AI que nos ofrecen OpenAi y si encontráis alguna digna de mencionar la compartáis con el resto de la Comunidad Educativa. Las tenéis en la dirección https://chat.openai.com/gpts.